Caravana al Oeste: la travesía del desierto

Fecha
Del 1 al 31 de julio de 2021

Lugar
C.C. La Ermita
Paseo de la Ermita del Santo, s/n (Madrid)

Horario
Lun-Vie 10h-14h y 16h-22h; Sab 10h-14h

Número de clicks y dimensiones
Más de 250, 12 m2

Para la colonización de los territorios del Oeste norteamericano se usaron diferentes rutas. La de Oregón, que partía desde distintos puntos del Río Misuri, sería una de las más famosas. A partir de 1841, comenzaron a recorrer esta ruta grupos y caravanas con cientos de personas de todo tipo, llegando a hacer distancias de hasta 3200 km. Viajaron a lo largo de la ruta en caravanas, carretas, carros, reatas, a caballo, a pie, en balsa… Parte de esta ruta fue también utilizada por los viajeros que iban a California, así como los mormones. Usaban en gran parte los mismos caminos antes de separarse y dirigirse a sus respectivos destinos. La mayoría de los viajeros partían entre abril y junio, a fin de aprovechar los pastos del propio camino, que servían para alimentar a los animales, y garantizarse los caminos secos y transitables. Los caminos discurrían desde Misuri, como hemos dicho, y pasaban, entre rutas principales y ramales, por Kansas, Nebraska, Wyoming, Idaho, Colorado, Utah, Nevada, California, Washington y Montana. De cinco a seis meses de viaje permitían atravesar más de la mitad del continente. La principal causa de muerte en el camino era la enfermedad, con un 3 % de los viajeros muertos a causa del cólera entre 1849 y 1855. Un número significativo de viajeros sufrieron escorbuto al final del viaje como consecuencia de una dieta pobre. Los ataques de los indios fueron menos importantes de lo que las películas nos dan a entender, no obstante constituyeron la segunda causa de muerte (entre 500 y 1000 personas murieron por ello entre 1841 y 1870). Uno de los servicios que peor llevaba el ejército era dar escolta a los convoyes de emigrantes. porque todo quedaba subordinado a las necesidades o caprichos de los animales de tiro. Se caminaba muy lento y el camino se hacía monótono y pesado para los soldados de caballería. Vivían y acampaban aparte, sin mezclarse con colonos ni carreteros.

 

 

Créditos y agradecimientos

Dirección
Félix

Realización
Conde de Rosacapilla y Félix

Material
Conde de Rosacapilla y Félix

Espacio
C.C. La Ermita

Patrocinadores
Toy Market (Mercado del Juguete de Madrid) y C.C. La Ermita