Exposición 25 Aniversario Hipercor

LUMINIOSO PLAYMOBIL 2
Fecha
Del 10 de mayo al 10 de junio de 2014

Lugar
C.C. Hipercor San José de Valderas
Carretera de Extremadura, Km. 12,500
Alcorcón

Horario
Lun-Dom 10h-22h

Número de clicks
Más de 750

Dimensiones
3 dioramas de diferentes tamaños

 

Os invitamos a visitar la nueva exposición realizada por AmClicks en el Centro Comercial Hipercor San José de Valderas, con motivo del 25 aniversario del primer Hipercor inaugurado en España. Esta exposición consta de tres grandes montajes:

Cuartel de Monteleón, 2 de Mayo de 1808 (12 m2)

El 2 de mayo de 1808, el pueblo de Madrid, hastiado desde hace tiempo por la invasión “pacífica” del Ejército Francés de Napoleón Bonaparte, contempla impotente como los últimos miembros de la Familia Real Española parten a la fuerza con rumbo a Francia. Pero ese mismo día, la impotencia y el hastío se transforman súbitamente en furia y rabia contra el invasor. Los ciudadanos madrileños, prácticamente al unísono, empiezan una lucha feroz contra los soldados franceses. Lucha donde los actos de valentía y gallardía se suceden, pero, a la par, una lucha completamente desigual: sables, fusiles y bayonetas frente a navajas, cuchillos, tijeras y en general todo aquel objeto que pueda infligir daño.

Mientras tanto, el Ejército Español, bajo el mando francés, permanece acuartelado, inmóvil, pero no indiferente a los hechos que están aconteciendo. Así pues, en el Cuartel de Artillería de Monteleón, los Capitanes Luís Daoiz y Pedro Velarde, junto con el Teniente Jacinto Ruiz, quienes apoyados por unos pocos soldados, desobedecen las órdenes de sus superiores y abren las puertas del cuartel, frente a las cuales ya se había congregado una multitud de madrileños pidiendo armas con las que combatir a los soldados franceses. Rápidamente se reparten armas y munición entre los paisanos y se organiza una defensa frente a la puerta del Cuartel de Monteleón, llegando a emplazar frente a ella algunos cañones del propio cuartel. La respuesta francesa no se hace esperar y de inmediato tratan de recuperar el control del cuartel con sucesivos ataques al mismo. Pero los defensores, militares y civiles, no flaquea, produciéndose numerosísimas bajas en ambos bandos. El Convento de las Maravillas, frente al cuartel, se convierte en un improvisado hospital.

El presente diorama representa el cuarto y definitivo ataque de las tropas francesas al Cuartel de Monteleón, resultando muertos los Capitanes Daoiz y Velarde y gravemente herido el Teniente Ruiz. A su vez, el resto de los valientes defensores corren la misma suerte, terminando casi todos muertos o heridos. Finalmente, la enorme superioridad numérica de los soldados franceses se impone y toman el control del Cuartel. Así termina la heroica defensa del Cuartel del Monteleón el primer día de una guerra que dudaría cerca de 7 años: La Guerra de Independencia Española.

Vida y milagros de San Isidro, labrador (12m2)

San Isidro es patrono de la Villa de Madrid y de otros muchos lugares y también lo es de los agricultores españoles, así como de los ingenieros agrícolas, tanto de los superiores como de los técnicos. Nacido como Isidro de Merlo y Quintana, nació en torno al año 1082, reinando Alfonso VI, que fue el conquistador de Madrid y de Toledo. Contrajo matrimonio con una piadosa mujer que llegaría también a la santidad, Santa María de la Cabeza. Del matrimonio nació un vástago que también llegó a subir a los altares con el nombre de San Illán.

San Isidro ha sido un santo muy milagroso a lo largo de los siglos, pero ya en vida tenía merecida fama de santidad por los muchos milagros que por su intercesión se obraban. Entre los más destacados cabe citar el más conocido de los ángeles que le araban mientras él se consagraba a la oración. En una ocasión su hijo, Illán, cayó al pozo de la casa de los Vargas, señores para los que trabajaba San Isidro. El padre, y santo, hizo subir el nivel del agua hasta el mismo brocal del pozo, flotando hasta la superficie el niño que así se salvó de morir ahogado. La casa de los Vargas estaba situada junto a la iglesia de San Andrés en el lugar que actualmente se alza un museo de Madrid y en el que se conserva el pozo en el que según la tradición se obró el milagro.

Se cuenta que, en cierta ocasión que su señor visitaba las tierras de labor, situadas en la otra orilla del Manzanares, sintió sed e Isidro hizo brotar agua para aplacársela. La fuente que se conserva junto a la actual Ermita del Santo es la que la tradición señala como la que se generó a raíz del milagro descrito.

San Isidro, piadoso y solidario tanto con las personas como con los animales distribuía sus escasos bienes con los más necesitados y así les daba de comer sin que la olla o el caldero de la comida se quedara nunca vacío. De camino al molino alimentaba con el trigo que acarreaba a las palomas y demás pájaros, en especial en invierno cuando la comida escaseaba, sin embargo cuando llegaba al molino la carga no había descendido ni lo más mínimo. Fue canonizado en 1622 por Gregorio XV y su festividad se celebra el 15 de mayo.

Asalto de los Tercios a una ciudad fortificada. Países Bajos, 1635 (20 m2)

Siendo el año de gracia de Nuestro Señor de 1635 y siendo Gobernador General Su Alteza el cardenal-Infante don Fernando de Austria, hermano de nuestro soberano Su Católica Majestad don Felipe, cuarto de su nombre, hemos logrado tomar una plaza tras otra y es que en todo el tiempo que llevo aquí no he visto tan envalentonados a nuestros soldados como a estos que vinieron de vencer en Nördlingen. Estas gentes nos temen como nunca y si el Señor da larga vida a Su Alteza, esta guerra durará poco, porque es tan buen militar como hábil político. Se ha ganado la confianza de la tropa y los hombres le profesan una lealtad extraordinaria.

Aquí el sol brilla poco, la humedad es mucha y la paga llega tarde, pero todo se soporta viendo ondear nuestras banderas, victoriosas, sobre tantas murallas otrora enemigas. Echamos en falta la casa y la tierra, pero estamos orgullosos de servir a Dios y al Rey viendo retroceder a nuestros enemigos. Hacía tiempo que ellos nos creían acabados y bien se está demostrando que no es así, aquí que tanto temen al Duque de Alba que hasta lo mentan para asustar a los niños, porque al decir de los antiguos bien que les atizó, no creo que hayan visto a nadie con tanto ánimo e inteligencia como el Cardenal-Infante, a quien Dios se sirva guardarnos mucho, que a él tanto le importan los suecos, como los franceses o los rebeldes de Zelanda, Brabante, Frisia y demás provincias.

Si todo sigue así, pronto nos licenciaremos y podremos regresar a casa, si no con mucho oro, sí con muchos papeles que demostrarán nuestros servicios aquí, tal vez logremos mejorar nuestra situación y mejorar nuestra maltrecha hacienda. Con algo de suerte me licencian de Capitán, pues siendo Alférez y portando nuestra bandera estoy cerca de llegar a mandar una de nuestras compañías. Reza a nuestra Santísima Virgen de la Almudena para que me proteja y me permita regresar pronto a tu lado. Dale besos a nuestras hijas y diles que las tengo siempre presentes. Mañana se ha dispuesto tomar al asalto las murallas porque esta ciudad no está por capitular; no hay nervios, parece que todos están seguros de que los muros se caerán delante de nosotros como los de Jericó al son de las trompetas. Si no vuelves a tener noticias mías será que no llegué a subir la bandera hasta las almenas que tenemos enfrente, moriré abrazado a ella que es símbolo de nuestra gloria. Que Dios os guarde.

Gonzalo de Rioja, Alférez de los Tercios Viejos.

 

 

Créditos y agradecimientos

Coordinación
Conde de Rosacapilla

Realización
Cabezatablón, David Cisneros, Félix, Conde de Rosacapilla, Goliat y Martinius

Material
Cabezatablón, David Cisneros, Félix, Conde de Rosacapilla, Goliat y Martinius

Colaboradores
CRL Villaverde

Espacio
C.C. Hipercor San José de Valderas

Patrocinadores
C.C. Hipercor San José de Valderas